NOTICIAS

COMUNICADO – Recomendaciones para protegerse del humo provocado por incendios

Uncategorized


Debido a los últimos acontecimientos de público conocimiento referente a los múltiples focos de incendios surgidos y a la calidad del aire que a simple vista es poco saludable, debido a la gran cantidad de material particulado presente, entre otros, el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), como autoridad de aplicación de la Ley Nº 5.211/14 “De Calidad del Aire” y sus principios rectores, realiza las siguientes consideraciones:

Las condiciones meteorológicas de clima seco, altas temperaturas y vientos predominantemente fuertes en la atmósfera, aumentan la posibilidad de que se produzcan incendios en zonas boscosas, pastizales o cercanas a estas, basuras, así como las quemas intencionales que pueden escapar del control de los que los ocasionan, por tanto se insta a NO QUEMAR.

Esté atento a las advertencias de incendios en su área de influencia y tome medidas para protegerse y proteger a su familia del humo de los incendios. Este humo puede lastimar los ojos, irritar el aparato respiratorio y empeorar las enfermedades cardiacas y pulmonares crónicas.

Preste atención a las advertencias de incendios y a los mensajes de salud pública sobre las medidas de seguridad.

Se insta a mantener el aire en interiores tan limpio como sea posible y se aconseja que se quede adentro de la casa.
Mantenga cerradas las puertas y ventanas. Si lo posee encienda el aire acondicionado, pero cierre la entrada de aire exterior y mantenga el filtro limpio para evitar que entre el humo. Evite actividades que aumenten la contaminación del aire interior.

El humo de los incendios está compuesto por una mezcla de gases y partículas pequeñas que son emanadas en la combustión y que se pueden alojar en los alveolos pulmonares. Este, puede hacer que cualquier persona se enferme, incluso las personas sanas pueden enfermarse si hay una cantidad suficiente de humo en el aire.

Si es posible, limite su exposición al humo.

Cuando ocurra un incendio en su comunidad, esté atento a las noticias o las advertencias sobre los peligros del humo para la salud.

Preste atención a los mensajes que emitan las autoridades como la Municipalidad, MADES, Ministerio de Salud pública y los Bomberos. Tome precauciones adicionales de seguridad como, por ejemplo, evitar estar al aire libre.